Limpieza de fin de obra, que es y como hacerla.

Hacer reformas en casa puede ser una de las cosas mas estresantes a las que podamos enfrentarnos en nuestro día a día. Normalmente duran mas de lo planeado y suelen surgir bastantes contratiempos. Por eso es normal que estemos deseando que finalicen. Cuando llega el día en que los obreros han finalizado somos realmente felices. Pero cuando cerramos la puerta y vemos en que condiciones esta la casa empezamos a temblar.

Creíamos que ya podríamos disfrutar de nuevo de nuestro hogar, pero no. Todavía nos toca limpiar a fondo. A continuación, te daremos unos cuantos tips para que puedas realizar la limpieza de fin de obra de manera rápida y eficiente.

Consejos para la limpieza de fin de obra

Lo primero es eliminar todo el polvo acumulado. Deberás ser muy meticuloso si no quieres que siga apareciendo semanas después. Te recomendamos que vallas habitación por habitación. Abre la ventana y cierra la puerta para que el polvo no viaje de una estancia a otra. Lo mejor es usar la aspiradora. Presta mucha atención a rincones y rendijas pues es donde mas se acumula. Cuando hayas terminado es esa habitación deja la puerta cerrada y pasa a la siguiente.

Ya hemos eliminado el polvo. Ahora toca limpiar techos y paredes. Mucha gente no es consciente de la cantidad de suciedad que se puede acumular en estas superficies durante una obra. Puede que a simple vista parezcan limpias pero prueba a pasar una mopa un poco humedad y te sorprenderás. Recuerda aclarar y escurrir la mopa con frecuencia.

Ya que tenemos limpios paredes y techos toca limpiar el suelo. Esta tarea todos sabemos realizarla. Lo único a tener en cuenta es el tipo de suelo que tenemos y si hay algún tipo de residuo adherido al mismo (pintura, yeso, etc). Para eliminar estos residuos puedes valerte de espátulas o incluso cuchillas. Pero siempre debes tener mucho cuidado para no rallar el suelo.

Ya hemos limpiado la mayor parte. Ahora toca limpiar otros elementos tales como puertas y ventanas. No debes olvidarte de las lámparas ni las llaves de la luz.

Ya solo quedaría dar un repaso a los sanitarios del baño y la cocina y listo. Tu casa está en perfecto estado para que puedas disfrutar de ella

Si quieres más información no dudes en contactar con nosotros