Aumentar la vida útil de los bienes de una empresa es una de las maneras más efectivas de reducir costes. El gasto que muchas empresas dedican a la reparación de equipos e instalaciones reduce notablemente el margen de beneficios y la competitividad. Una de las mejores estrategias para lograrlo es el mantenimiento preventivo. A continuación, enumeramos algunas de las ventajas que tiene.

1.   Aumenta la vida útil de los equipos

La primera ventaja es obviamente el aumento de la vida útil de los equipos. Se calcula que con un buen mantenimiento la vida útil de los equipos puede aumentar hasta en un 30%. Para lograr esto debemos ser muy meticulosos con los mantenimientos. Debemos hacer revisiones periódicas y seguir las recomendaciones del fabricante. También es importante la detección anticipada de fallos. Todo esto repercute de manera positiva en el conjunto de instalaciones y equipos. No debemos olvidar que en ocasiones la avería de un equipo puede provocar averías en otros.

2.   Reduce los costes de mantenimiento

Es cierto que tener un plan de mantenimiento requiere un coste y una buena planificación previa. No obstante, a la larga nos ayuda a ahorrar. Gracias a él aumenta la seguridad laboral. También evitamos perdidas ya que no tendremos averías importantes. Otra forma de reducir costes es mediante el tiempo. Realizar una revisión es mucho más rápido que intentar localizar una avería y solucionarla. El ahorro energético también es importante sobre todo en estos tiempos. Los equipos con fallos operativos aumentan significativamente su consumo energético.

3.    Aumenta la seguridad

Según varios estudios, más de la mitad de los accidentes que se producen en los centros de trabajo son causados por el contacto que existe entre los trabajadores y la maquinaria o equipos de la empresa. Por este motivo es muy importante incluir un plan de prevención y seguridad laboral dentro de nuestro plan de mantenimiento preventivo.

4.   Permite una buena planificación y ahorro de tiempo

El mantenimiento preventivo nos garantiza un excelente control y planificación. Gracias a él podemos tener la seguridad de que los trabajos se realizaran de manera óptima. De esta manera no tendremos que hacer variaciones en nuestra planificación. Además, gracias a el evitamos muchos imprevistos. Al reducirse de manera drástica el numero de averías evitamos retrasos. Piensa que solucionar una avería requiere mucho tiempo. Primero tenemos que localizarla, después hay que esperar a recibir las piezas necesarias y por ultimo los trabajos de reparación. Todo esto hace que en ocasiones pasen días hasta que la avería queda solucionada.

Si quieres más información no dudes en contactar con nosotros.