Preparar tu casa para la primavera

Todos somos conscientes de que nuestra casa necesita una limpieza profunda de vez en cuando. El problema es que nunca encontramos la ocasión. Van pasando las semanas y esa limpieza no llega nunca. Una solución es aprovechar el cambio de estación para realizar esta limpieza. Ahora llega el momento perfecto, aprovecha la llegada de la primavera para poner tu casa a punto.

Aquí te dejamos unos cuantos consejos para realizar esta limpieza.

Como preparar tu casa para la primavera

Lo primero evidentemente es ventilar. No se puede limpiar con las ventanas cerradas. Puedes aprovechar este rato para planificar la limpieza. Recuerda que en este tipo de limpiezas debemos priorizar las zonas que no se limpian a diario.

Lo siguiente es preparar todo lo necesario. No queremos estar dando paseos de un lado a otro porque se nos han olvidado cosas. En la medida de lo posible intenta usar productos naturales como el vinagre, el bicarbonato o el alcohol.

Algo a lo que no se suele prestar atención es a los techos. Para limpiarlos puedes usar la aspiradora. Pon el accesorio para tapicerías o un paño bien sujeto. No te olvides de las lámparas o los ventiladores de techo.

Las puertas tampoco las puedes olvidar. Basta con un paño humedecido en agua con un poco de jabón neutro y listo. Este mismo método lo puedes usar también para limpiar las paredes siempre y cuando tengan pintura plástica o cualquier otro acabado resistente al agua.

Recuerda adaptar las estancias para el clima de la primavera. Cambia los textiles por otros mas frescos. El algodón y el lino son grandes aliados. Es el momento de retirar las alfombras. Antes de guardarlas tendrás que limpiarlas. Un truco es espolvorearlas con bicarbonato y aspirarlas pasados unos 15 minutos. Recuerda que las alfombras no se deben doblar hay que guardarlas enrolladas.

Dado que tenemos que cambiar los armarios y guardar mantas y nórdicos y sacar la ropa de verano este es el mejor momento para limpiarlos a fondo. También es la ocasión perfecta para revisar toda la ropa que tenemos y ya no utilizamos. Recuerda que toda la que esta en buen estado pues donarla a alguna ONG.

Si hay una parte de la casa que casi nadie limpia esa es los enchufes e interruptores. Lo primero es desconectar la luz para evitar accidentes. Después puedes limpiarlos con un paño húmedo o con algodón y alcohol. Tendrás que esperar a que estén completamente secos para poder volver a conectarla.

Si quieres más información contacta con nosotros.